BASES, POLVOS Y CORRECTORES

Foto: Archivo

Se entiende como base o fondo de maquillaje la capa que recubre la superficie a maquillar, ya en tiempos remotos se usaron polvos blanquecinos por mujeres y hombres para maquillarse y así dar la apariencia según el color de dicha base (pálida en aquellos    casos) a la piel, un ejemplo notorio de ello, los rostros de la época de la revolución francesa donde se usaba el rostro pálido por allá en 1900, es durante ese año donde se inicia la industria cosmética tal y como la conocemos hoy en día.

En Japón las geishas utilizaban barras de cera “bintsuke” una versión mas ligera que la cera depilatoria usada por los luchadores de sumo, mientras los combinaban con pasta blanca vegetal y polvos de arroz para colorear rostro y espalda.

El termino “base de maquillaje” o “base para maquillaje” tal como lo conocemos hoy se comienza a usar por primera vez en 1937, gracias a un invento del maquillador Max Factor, el “pancake-makeup” un fondo de maquillaje que revolucionaría la técnica del mercado cinematográfico, el cual es impermeable al agua, inalterable bajo los focos, con cobertura total y acabado mate, este producto se comercializa hoy en día manteniendo su fórmula original. Después de la Segunda Guerra mundial el look se vuelve mas suave y dulce, aparece en 1953 el primer fondo de maquillaje liquido o fluido en emulsión llamado “fluid makeup” lo que hace que se tambaleen el mercado del revolucionario “pancake-makeup”.

Hoy en día distintas fórmulas engalanan la gama de bases de maquillaje que van desde las solidas como el pan-cake, en crema, en barra o “pain stick”, las fluidas mezcladas con gel o hidratantes, en textura de mousse o espuma, waterproof, con protección solar, con formula iluminadora, antiarrugas, de larga duración, de cobertura total y lo nuevo para la tecnología que lo exige, bases de maquillaje para alta definición o “High Definition” HD, un sin fín de texturas y acabados para cada necesidad. Lo importante no es solo saber escoger la base adecuada, sino también como usarla, sacarle el máximo partido y tener un piel siempre bien cuidada para lograr un acabado perfecto, así como también conocer la necesidad de cada piel para la aplicación de la base.

Cabe destacar que ya desde la antigüedad la base de maquillaje no solo tenia el fin meramente estético de embellecer, sino también de proteger la piel del solo, el medio ambiente, el humo, entre otros.